16/9/14

Dear Diary 3

"Perro pequeño y muy peludo mirando hacia la puerta de salida"


Querido diario:
Estoy que muerdo a alguien. Se supone que soy (cito a mi dueña) "la reina de la casa" y nadie me presta atención. Llevo mas de 10 minutos frente a la puerta y ni una mirada he recibido. No me dejan periódico como baño, el acuerdo era que yo ladrara y me dirigiera a la puerta cuando quisiera ir al baño, pero en este momento están violando el acuerdo muy seriamente. Siento retortijones en el estomago ¡el me exige un baño! ¡Si nadie me abre la puerta en este momento no aguantare y me haré en esta misma alfombra! Es mi mejor amenaza ya que la alfombra en la que estoy sentada es blanca...
No debo pensar así.
 Soy una perrita educada. Soy una perrita educada. Soy una perrita educada.
Uyyy, ¡En este momento seré una perrita callejera, de esas que se hacen por todas partes, si nadie me abre la puerta!
Justo entonces escuche a mi dueña hablar y entra en la habitación. Esta sola. La loca esta hablando sola con ese objeto raro pegado a su oreja, ella lo llama teléfono, yo lo llamo mi enemigo ya que ella pasa mas tiempo con esa cosa que conmigo. Le presta mas atención a el...algún día lo enfrentare.
Otra punzada en mi pansita solo que esta vez es mas fuerte. Empiezo a ladrar como loca a mi dueña, ella se voltea hacia mi y justo cuando se esta dirigiendo a la puerta para dejarme salir ¡Bum! Brandon, el hermano de mi dueña llega por detrás y le quita el "teléfono" , el es mas alto que ella y mientras mi dueña intenta recuperar su raro objeto, Brandon lo alza cada ves mas. Los dos se gritan cosas a la vez pero no puedo entenderlos, las punzadas en mi estomago no me permiten concentrarme en nada mas. Me cae bien Bramdon, el me da galletas y a veces me permite dormir en su habitación sobre su cama, pero en este momento lo odie.
SOY UNA PERRITA EDUCADA. SOY UNA PERRITA EDUCADA. SOY UNA PERRIT... Ups, ya no soy una perrita educada.
Justo en ese momento mi dueños deciden enfocarse en mi y en la gran caca que ahora se encuentra en la alfombra.
-¡Uh, Sasha! ¡Perra mala!- me reprende mi dueña mientras ella y su hermano me miran con asco y rabia.
-Se supone que debes avisar cuando quieras ir al baño, Sasha. Para eso te educamos- Me recuerda Brandon.
Yo solo los miro con indignación. Que osadía la de ellos regañarme solo porque ellos no cumplieron con su parte del trato.
Amos...debería educarlos yo a ellos...
Aunque, la buena noticia es que yo no tendré que limpiar eso, pasar horas y horas tratando de desprender toda la porquería de la blancura de la alfombra.De pronto mi estado de animo cambia, mas contenta ahora. Miro a mis amos dedicándole una sonrisa perruna llena de satisfacción. ¡JA! Eso les pasa por su falta de atención, nadie debe ignorar a la reina de esta casa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Me dejaras un comentario? :O muchas gracias, cada comentario es recibido con los brazos abiertos :D