12/9/14

Mis curiosidades

Lo mas doloroso de la lectura


Normalmente cuando leemos un libro siempre habrá ese personaje masculino que te enamora. que consigue la forma de enterrarse en tu corazón y cada cosa que le pasa te afecta de forma indirecta o directa. 


Cada vez que el personaje principal lo trata mal o lo evade uno esta como: "pendeja, ¿por que hiciste eso?" , es inevitable, y no las pasamos insultando al personaje principal por ello.

O cuando se trata de un triangulo amoroso y nuestro "querido" personaje principal elige al otro chico en vez del que a ti te gusta. 

Porque todo lo que tiene que ver con ese personaje lo hace cada vez mas especial; su cabello, sus ojos, su sonrisa, pero lo que mas nos enamora es esa personalidad tan tierna, rebelde, y a veces hasta rota. ¿Como no amar a alguien roto que se hace el rudo, que a pesar de todo daría cada una de las cosas que tiene (hasta su corazón y felicidad) solo porque esa chica a la que ama sea feliz? son esas pequeñas cosas las que marcan el corazón de una lectora. 
Pero la forma tan picara y un poco romántica en la que "hablan", esas frases que quedan grabadas en nuestra memoria, cuentan mas que todo el libro. Porque, cuando un personaje masculino siempre es tierno y pícaro, la lectora nunca podrá olvidar el nombre ni aspecto de su nuevo amor.

Y claro, jamas falta ese momento en el que le hablas a una amiga (que también es lectora) de tu nuevo amor...y ella también esta enamorada de ese personaje. Ahí es cuando  empieza el debate. La pelea. No de golpes (bueno, a veces con pequeños manotazos) sino de palabras sobre quien lo conoce mejor que la otra, o quien cita sus frases...
Claro que muchas personas notan esto como ridículo, pero es por eso que solo las lectoras comprenderán su situación y discusión. 


Aunque sin importar todo esto solo existe una triste y dolorosa realidad: esos personajes que tanto amamos...no existen. Solo es parte de un libro, una historia, que termina al final de la ultima pagina. Es en ese momento, cuando lees la ultima palabra del libro, en donde llega el vacío. Donde ya no sabes que hacer y en ocasiones te quedas solo mirando fijamente el libro, pensando en lo que fue. Por eso, cuando leí Bajo la misma estrella, comprendí que también compartimos con cada libro que leemos un pequeño infinito, lleno de esos momentos y sentimientos que experimentamos juntos. Esto no hace que el final sea menos triste, pero lo vuelve mas especial y único. Es por esto que muchas lectoras releen el mismo libro mas de dos veces, solo para visitar ese pequeño mundo en el que una vez entraron y reencontrarse con ese chico literario que nunca podrán olvidar pero siempre amar. El corazón de una lectora tiene mas cicatrices que el de una persona que no lee, por que con cada saga, trilogía, y libro terminado es un chico mas al que se le dice un temporal adiós, es un lamento mas porque no existe, y una cicatriz mas para nuestro inocente y experimentado corazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Me dejaras un comentario? :O muchas gracias, cada comentario es recibido con los brazos abiertos :D