29/10/14

Sara- Capitulo 2

Capitulo 2


Mis ojos se cierran, puedo sentir la suavidad del sueño inundándome, relajando todo mi cuerpo. Entonces suena la suela de un zapato rozando el suelo e inmediatamente abro los ojos. Alerta. La vendedora de la tienda me mira como si yo fuera un bicho raro y luego me pasa los vestidos antes de irse rápidamente a atender a otro cliente y huir de mi. Me encojo de hombros restandole importancia al asunto, entro al vestidor para probarme los vestidos que me a dado y cierro la puerta detrás de mi con seguro. Es mediodía y Sara aun no a vuelto a aparecer desde nuestro encuentro de la madrugada. No he dormido desde entonces, tengo miedo de que si cierro los ojos solo por un momento,
al abrirlos aparezca Sara ante mi con un cuchillo en sus manos dispuesta a acabar con mi vida aquí y ahora. Como le he dicho millones de veces antes: no estoy lista, quiero vivir mi vida, tener un novio, dar mi primer beso, hacer el amor con un chico que ame, casarme, tener hijos, envejecer, y luego, finalmente, morir. Quiero una vida normal, pero desde que Sara cayo a aquel lago por accidente y se ahogo...todo eso se fue por la borda y ahora solo me queda cargar con el hecho de que mi hermanita no esta en paz, y por lo tanto, no me dejara en paz a mi. 

Suspiro con frustración, me desvisto y me pongo el primer vestido que la misma vendedora escogió. No se si es el hecho de que no haya dormido bien pero de pronto me lleno de amargura y desdén. ¿Por que Sara simplemente no puede seguir con su muerte y dejarme vivir tranquila? Se que estoy siendo egoísta al pensar esto, pero he  estado luchado por cinco largo años con mi hermana gemela para que me deje vivir. Simplemente estoy cansada de toda esta mierda en la que se ha convertido mi vida.

Miro mi reflejo en el espejo; mis oscuros ojos violetas se ven en este momento justo como los de Sara aquella noche: Opacos y sin vida. Mi piel luce demasiado pálida y las ojeras debajo de los ojos no hacen mas que empeorar mi patético estado. Pero exceptuando todo eso, aun hay aspectos bonitos en mi, como por ejemplo la forma en que el vestido color lila da un encanto muy peculiar a mi cuerpo, ciñéndose en los lados correctos y resaltando el color de mis ojos. Mi cabello esta sedoso y suave por lo que las ondas en el se acentúan mas y caen en cascada por mi espalda hasta llegar casi a la cadera, y mis labios pintados con un rosa pálido le dan color a mi cara. 

Debo agradecer a mi mama que me vea algo presentable, fue ella la de la idea de comprarme un vestido nuevo e ir a la peluquería a arreglarme el cabello  y las uñas. Se que en secreto me esta preparando una fiesta sorpresa solo para mi, esta vez sin el pastel extra en honor a Sara. Mama y papa se rindieron ante la idea de ver a un psicólogo a comienzos del año, creo que se dieron cuenta de que hacer duelo durante  4 años por tu hija ahora muerta no era nada saludable, ni para ellos ni para mi. El psicólogo los ayudo y cambio de una forma increíble, casi ni te darías cuenta que alguna vez tuvieron otra hija, pero se que si miras detalladamente en sus ojos podrías ver la pequeña melancolía que en ellos se esconden. Perder a una hija no es fácil, y vivir con alguien que luce igual a la forma en que tu hija fallecida se viera si estuviera viva...bueno...no ayuda exactamente. Después de todo, se perfectamente como es verte en el espejo y recordar a tu ser amado al que nunca mas podrás abrazar...

Cierro la puerta con fuerza detrás mi. No puede ser, no puede ser, no puede ser. Seguro se equivocaron de persona, Sara nunca se acercaría tanto a un lago,ella no sabe nadar así que evita el agua, ademas no es tan torpe como para inclinarse demasiado y caer. Ella siempre fue atolondrada pero nunca una idiota. De seguro fue eso, tiene que serlo. Pero entonces ¿Por que mis mejillas están empapadas en lagrimas que no han dejado de derramarse desde que cerré la puerta de mi habitación? ¿Por que ahora al mirar mi reflejo idéntico al de Sara frente al espejo de cuerpo entero en mi pared siento un vacío y solo quiero correr hacia el para abrazarlo? ¿Por que ahora mis propios sollozos no me dejan oír los de mi mama quien esta en la sala?¿Por que lloro tan fuerte y no paro de hacerlo?...¿Por que Sara no regreso con nosotros cuando la fuimos a buscar a la casa de su niñera? Recuerdo haber visto ambulancias y autos de policías por todos lados, personas lloraban, mama gritaba, papa la contenía, y yo no podía apartar la vista de una bolsa para cadáveres que había encima de una camilla, había notado que el tamaño del  cuerpo que contenía la bolsa era exactamente igual al mio. A pesar de mi edad, sabia quien estaba adentro y lo que eso significaba, pero aun así no podía dejar de pensar en una sola cosa "Sara se volverá loca allí dentro, puesto que es claustrofobica". Y ahora solo puedo pensar en mi reflejo, así se vería Sara en este momento: con un vestido verde claro floreado que llegaba un poquito mas arriba de las rodillas, bailarinas de Charol negras, y el cabello suelto con el flequillo recogido con un ganchito para cabello, y el collar de oro con el dije en forma de mariposa colgando del cuello, igualito al mio. Tomo el pequeño dije en mi mano y pienso en el día que nos lo regalamos la una a la otra en nuestro décimo cumpleaños, como prueba de que siempre seriamos hermanas y por lo tanto nunca no los quitaríamos. Pero ya no seria así...ahora estoy sola. Mi gemela se a ido. La promesa esta rota.

Frustrada y llena de ira veo como mi reflejo se burla de mi, haciéndome pensar en la hermana que perdí y nunca mas volveré a tener. Entonces golpeo mi puño contra el, rasgando mi piel con los pequeños fragmentos de vidrio y llorando mas intensamente, caigo al suelo y me hago un ovillo llevando mi mano ensangrentada hasta mi pecho y sin dejar de llorar. Ella era mi hermana...y ahora se a ido.

En ese momento siento una fría mano sobre mi hombro. No quiero prestarle atención pero es tan sobrenaturalmente fría que me obliga a levantar la vista para mirar. Y ahí esta, mi hermana, vestida igual como la había visto por ultima vez esa mañana cuando la dejamos en la casa de su niñera. Ella me sonríe y aparta los mechones de cabello que se pegan a mi cara. Ella ya no tiene puesto su collar.

-Descuida,Clare- Dice, llamándome del mismo modo que siempre  lo hizo y que una vez demando que nadie mas podría llamarme así.- Pronto volveremos a estar juntas otra vez.- me promete.

Pestañeo varias veces apartando el recuerdo de mi mente, observando mi reflejo en el espejo de cuerpo completo, dándome cuenta que se parece mucho al que una vez tuve. El recuerdo me quita la poca emoción que tenia de probarme los otros vestidos así que me comprare el que llevo puesto. Es mas, me lo llevare puesto. Me inclino para recoger mi ropa del suelo y al erguirme me topo con el reflejo de Sara detrás de mi. No me sobresalto, ya me a pasado muchas veces antes, solo que esta vez hay algo diferente, ya no es ternura lo que cubre sus oscuros ojos violetas sino determinación. No entiendo lo que eso significa hasta que veo que tiene una mano escondida tras su espalda. Esta planeando algo.

-Pronto estaremos juntas- Promete, igual como la primera vez que la vi desde que murió.

Ella observa el miedo en mi rostro, sus ojos se estrechan ante esto, luego sonríe maliciosamente. Le envía un beso a mi reflejo y después solo desaparece. Dejándome claro que las probabilidades de que viva otro cumpleaños son casi nulas. 

3 comentarios:

  1. Oh!! Vaya, espero que actualices pronto, porque me has dejado muy intrigada. Tengo muchas dudas:quién mató a Sara? por qué se ha vuelto violenta? y su collar? como se te ocurren estas cosas?
    Bueno, supongo que me toca ser paciente e ir descubriéndolo todo poco a poco. Un beso!!

    ResponderEliminar
  2. Pq esa violencia? .....pensé q estaba dándole todos los pasos de su muerte a su hermana,para q descubriera al asesino......pero esa malicia...no se,no me cuadra.....voy a seguir leyendo

    ResponderEliminar
  3. Menuda hermana más siniestra... la verdad es que me dejas con muchas dudas, espero seguir leyendo pronto, aunque no sé si hoy tendré tiempo. Sara me parece demasiado siniestra, me gustaría saber más de sus intenciones.
    ¡Un besín!

    ResponderEliminar

¿Me dejaras un comentario? :O muchas gracias, cada comentario es recibido con los brazos abiertos :D