9/11/14

CAMPAMENTO MESTIZO: DEMETER - Dios menor

¡Buenas tardes! (En Venezuela son las 3:09 p.m xD) Directo de la Iniciativa Dioses del Olimpo les traigo una de las actividades realizadas por mi, ¡Un dios Menor inventado! Debo darle personalidad, cualidades y por supuesto una apariencia física.

Les presento a Lirio



Fue creada por Demeter utilizando: una gota de su propia sangre, el primer Lirio que floreció en primavera, la ultima gota de sangre de una joven mortal, y la esencia de amor de un corazón roto. 

Demeter la hizo porque necesitaba que alguien cuidara de un pequeño bosque mientras ella no estaba, el mismo bosque de donde saco el lirio para crear a Lirio. 

Asi pues, Demeter creo a Lirio, siendo si misma la reencarnación del olvido, por lo tanto con tan solo tocarla olvidas. Si la tocas por mucho tiempo, gran parte de tu memoria se perderá. Si la tocas por tan solo un segundo, olvidaras los últimos minutos que pasaron. 

Ha pesar de haberla inventado yo misma, me conmovió esta Diosa menor. Es por eso que he decidido hacerle un relato, para que no sea solo una idea mas de una iniciativa. 


Recuerdo aquella vez en la que no dejaba de preguntarme que le había ocurrido a aquel joven de cuyo corazón roto Demeter saco la esencia para crearme. Me traía tan curiosa que ignore mi trabajo de cuidar del bosque Primavera y fui a verlo. Utilice la magia que Demeter me otorgo para encontrarlo. Pero fue épico el lugar donde lo encontré: En el mismísimo Bosque Primavera, sentado junto a un gran roble, mi favorito. Sus ojos estaban cerrados, parecía dormido, y no dejaba de mencionar el nombre de una chica: Elise. A pesar de que soy una diosa menor, y de que Demeter me haya creado, soy la reencarnación del Olvido y tengo contacto con la Memoria de los mortales y algunos Dioses. Con mucho cuidado acerque una de mis manos a su  frente, sin tocarlo, y entonces la lluvia de imágenes viajo ante mi: Una chica y un chico tropezando en mitad de la calle, una chica y un chico tomados de las manos, un beso, problemas de clases sociales, una despedida, un intento de huida fallida, y finalmente: una tumba.

Puedo recordar perfectamente como me aleje de el con un jadeo cuando entendí de que se trataba: El  y esa chica, Elise, se habían enamorado, pero su estatus social y riqueza eran de gran diferencia, sus padres no estuvieron de acuerdo en su unión por lo tanto intentaron huir, no les salio nada bien, y en un horrible accidente la chica perdió la vida. El dolor que experimento este joven fue tan grande que basto para ayudar a Demeter a crearme...Eros podía llegar a ser muy cruel con el amor, de seguro solo estaba muy aburrido así que pensó en divertirse con la vida de este Chico y Elise, solo para entretenerse. No era nada justo, sabia que el mortal nunca podría llevar una vida plena con el recuerdo de Elise llenando su mente, y yo quería ayudarlo. Solo había una forma de hacerlo.

La sensación de sus labios bajo los míos es algo que quedo grabado en mi memoria, y cuando experimente el dolor de sus recuerdos fluyendo por todo mi ser casi me hizo retroceder. Casi. Borre lo justo y necesario para que el muchacho solo pudiera recordar el momento en que choco por accidente con Elise, yo no quería que la olvidara, pero el recuerdo de su segundo encuentro (cuando empezaron a enamorarse) ya no existía, solo en mi memoria. 

El chico dejo de mencionar a su fallecida amada, las lagrimas habían cesado de rodar por sus mejillas, y la mueca de dolor se había ido, dejando una expresión de paz en su rostro. 

Yo había ayudado en un acto egoísta a un mortal a borrar el dolor de su corazón. Pero aun así le envidiaba. Acabado en tragedia o no, el al menos había experimentado el amor, lo que era amar a alguien con locura, la confortante sensación de un abrazo, un beso, todo. Yo nunca podría experimentar eso, no podría enamorarme sin temer a que al darle un beso a mi amado olvidara por completo quien soy. Mi don también era una maldición que me mantenía alejada de todo contacto.

Nunca admitiré que en el momento en que los labios de aquel mortal tocaron los míos, mi corazón dejo de ser de mi posesión sino que ahora era de el. Siempre lo seria. Pero para mi pesar, el de el nunca llegaría a ser mio.

Y justo cuando me disponía a irme el muchacho menciono con ternura un nombre, esta vez uno diferente:
-Lirio.

¿Que les parece?¿Les a gustado?

5 comentarios:

  1. Ay es precioso. me ha tocado el corazón. Me ha conmovido. No sé si vas a seguir escribiendo la historia de Lirio, ya que hay que escribir la de un mestizo, pero si escribes que sea siempre así. Así de bonito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pense en desarrollarla, la historia de Lirio me llego al corazon :´3 pero antes debo terminar la de Sara
      Me alegra un monton que te haya gustado :D
      Un besote!

      Eliminar
    2. Me encantaría que la desarrollaras, por desgracia al campamento solo podemos enviar una. De todos modos yo la seguiré leyendo, me encantaría saber qué la ocurre.
      Aún así, puedes escribir las dos a la vez.

      Eliminar
  2. ¡Wow! Me encantó tu relato, muy bello en realidad...
    Saludos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado :3 lo hice con amor
      Un beso!

      Eliminar

¿Me dejaras un comentario? :O muchas gracias, cada comentario es recibido con los brazos abiertos :D