15/11/14

La zapatilla perdida - Gleinsmar Marin


Justo cuando el anillo estuvo a pocos centímetros de mi dedo, aleje mi mano. Vi la sorpresa que cruzo los ojos de Julian y ,antes de ver cualquier otra cosa mas, baje del altar a gran velocidad, hice caso omiso de toda la audiencia de alta sociedad sentada en las bancas de la iglesia. Corrí por el largo pasillo hasta llegar a las altas puertas.


Abrí las puertas de golpe y escape de ese lugar lo mas rápido que pude, y aun así se sintió como si mi huida hubiera tardado toda una eternidad.  
Mis padres nunca entenderían mi partida, las personas de altas y bajas clases sociales hablaran mal de mi, Julian me recordara como una cobarde despreciable a la que no merece la pena ni pensar, y solo unos poco se preguntaran que me hizo tomar la decisión de correr lejos de una vida de lujos. 

Mis pulmones no podían tomar aire por la presión que había en mi pecho, pero aun así no me detuve. Baje tan rápido las escaleras que pude sentir como una de mis finas zapatillas se deslizaba fuera de mi pie. Ignore las ramas y rocas que raspaban la planta de mi pie, y continué con mi huida. 

Estaba tan harta de reprimir lo que siento, tan cansada de ser alguien que no soy, pensar en el hecho de tener que permitir que un egocéntrico como Julian me toque me causa terror, no me importa si es un príncipe, lo quiero lejos de mi. Lejos de todo. Mi pobre corazón no sobreviviría un día mas en esa vida en la que la apariencia lo es todo y los sentimientos son una perdida de tiempo.

Mi amor le pertenecía a un joven guardia de brillantes ojos verdes que cuidaba de mi siempre, sabia que mis sentimientos eran correspondidos pero mi amado Sam era tan correcto que nunca se atrevería hacer lo que su corazón le demanda, ni siquiera en privado. Mi pecho dolía ante el rechazo, pensar en lo que pudo haber sido y jamas sera solo me rompía cada vez mas, y me incentivaba a correr mas rápido.

Mire hacia atrás una sola vez, pero algo curioso cruzo mi campo de visión así que me detuve. Estaba muy lejos de la persona que se hallaba de pie sobre las grandes y largas escaleras  de la iglesia, sin embargo, la luz de la farola hacia que sus ojos color esmeralda brillaran intensamente, revelándome al instante quien era. 

Allí en medio de esas elegantes escaleras se hallaba Sam; mi hermoso ángel guardián, mi fruto prohibido.  Sus enguantadas y grandes manos acunaban con extrema delicadeza la zapatilla que perdí mientras huía , como si fuera algo preciso. La ligera brisa azotaba ligeramente los rubios mechones de cabellos que le caían sobre la frente. La imagen habría podido llegar a ser hermosa para cualquiera que lo mirara, pero yo no era cualquier persona, a pesar de lo lejos que estábamos el uno del otro, yo podía distinguir la agonía que reflejaban sus ojos.

Casi espere a que el viniera hasta donde yo estaba, que huyera conmigo y construyéramos juntos aquel futuro que nos fue arrebatado antes de que siquiera nos hubiéramos conocido. Casi espere un final de cuentos de hadas, donde la princesa cabalgaba hacia el ocaso con su príncipe, juntos hasta un final siempre feliz. Pero eso no existe en la vida real, los finales feliz solo eran una fantasía, ya no soportaría mas desilusiones, así que solo me di la vuelta y continué con mi huida.

Corrí sintiendo la mirada de dolor ,de el que pudo ser mi príncipe, clavada en mi espalda.
Corrí con un pie descalzo, porque la zapatilla que lo había protegida nunca la obtendría de nuevo.
Corrí con lagrimas deslizándose por mis mejillas, y el desconsuelo de un final feliz que siempre estuvo roto.

7 comentarios:

  1. ¡PERFECTO!
    Me ha encantado, así es que he estado pegada a la pantalla del ordenador desde el principio hasta el final en vez de estar estudiando. Me gusta el final, la enumeración ha quedado que ni pintada. Otra parte que me ha gustado es a partir del 'Allí en medio de esas elegantes escaleras..." en esta parte la emoción que tengo en mi estómago iba a acabar conmigo.

    ¡Un besín!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me hace muyyy feliz que te haya gustado :3 Creo que poco a poco voy perfeccionando mi forma de escribir
      Un besote!

      Eliminar
  2. Hola!
    Me ha encantado!
    Escribes muy bien! :D
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Laura!
      Me alegra que ta haya gustado :3
      Un beso!

      Eliminar
  3. ¡En serio! Cada vez me gusta más lo que escribes.
    Este final se me ha clavado en el corazón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho que te haya gustado :3
      Besos y saludos!

      Eliminar

¿Me dejaras un comentario? :O muchas gracias, cada comentario es recibido con los brazos abiertos :D