4/11/14

Sara- Capitulo 3

Capitulo 3

Imagina esto: Estas cansada, con un fuerte dolor de cabeza, el sueño hace que tus parpados se cierren por si solos, y tienes esa pequeña parte de tu cerebro que aun esta en movimiento, atenta a dos cosas cruciales: 1) Buscando cualquier indicio de peligro mortal, 2) Mantener una sonrisa en tu cara para no preocupar a todos.

Como era lo esperado, al abrir la puerta de mi casa las luces se encendieron de pronto y todo el mundo salio de su escondite gritando "¡sorpresa!", fingí estar sorprendida y le agradecí a la multitud (desde la persona que le conozco de toda la vida hasta aquellos de "hey!¿quien eres?") la música empezó a sonar y todos empezaron a bailar.
Mis padres invitaron a todas las personas que han tenido algún contacto conmigo, sin importar que solo haya compartido un "Hola" con algunos de ellos. A pesar de ver a mi hermana muerta, nunca permití que esto afectara mi vida social, no quiero ser conocida como "el bicho raro" así que solo ignoraba a Sara cuando aparecía frente a mis amigos y en el colegio, aunque socialmente yo no soy popular ni tampoco una nerd, estaba en estado neutro, conocía a todos y ellos me conocían a mi, nada mas, mi grupo de amigos -de esos con los que te sientas en la hora del almuerzo y caminas por los pasillos- era algo extenso, pero eso realmente no me importaba, los únicos que importaban eran Derek y Susan, mis dos mejores amigos los cuales en este momento me rodearon con un abrazo y se situaron uno a cada lado mio, Derek me ofreció un vaso rojo lleno de alguna bebida que contenía ,muy posiblemente, alcohol.

-Venga, Rubus- Dijo Derek llamandome mora en latín (o eso creo), el tenia una obsesión con esto del latín y desde que me conoció decidió ponerme de apodo Rubus, por el color violeta de mis ojos.-bebe un poco, después de todo, es tu cumpleaños.

Obviamente solo había ofrecido la bebida en plan de broma pero yo la acepte, ignorando la mirada inquisitiva y llena de sorpresa que me lanzo.

Yo no bebía, nunca. Principalmente por Sara, no quería ser atacada en un estado en el que ni siquiera lograría defenderme. Pero el día de hoy haré una excepción. La idea de que yo sea oficialmente una adolescente desde hace ya un par de años, que mi cuerpo este desarrollado, y me vaya pronto a la universidad solo me hace sentir culpable, y mas cuando vi el aspecto que tenia hoy Sara en el vestidor: el de una niña de once años, ahora ella siempre lucirá así. Sus sueños, metas, expectativas para un futuro, todo le había sido arrebatado por un maldito accidente. ¡Mi hermana solo había cometido el error de inclinarse mucho hacia el agua, Por Dios,! No merecía haber muerto tan joven. Debí haberle enseñado a nadar aquel verano, un año antes del fatídico accidente. Si lo hubiera hecho Sara aun seguiría con vida...

Tomo un largo sorbo de la bebida que Derek me dio. Mi garganta quema ¿Dios, que tipo de alcohol tiene esto? Tomo otro sorbo esta vez mucho mas largo, y así como así, mi primera bebida con alcohol se acaba. Susan me trae otra rápidamente (ella siempre fue la de fiestas y cosas como esas en nuestro trío de amigos) Derek le lanza una mirada significativa y yo solo finjo no verla, tomando otro sorbo de mi bebida. Derek es esa clase de hermano mayor que nunca tuve, aunque solo es un año mayor que yo. El siempre cuida de mi, procura saber donde y como estoy la mayor parte del tiempo (sobre-protector, lo se) pero aun así conserva esa parte divertida que estoy segura que todo hermano mayo tiene. Es mi aliado cuando necesito uno, deja de hacer lo que esta haciendo si necesito de el, y todas estas cosas solo me hacen quererlo mas.

Sara lo odia. Se siente celosa cada vez que el esta cerca de mi. Una vez incluso intento hacerle daño pero yo se lo impedí...por supuesto ese día fue mas que desgraciado ,ya que toda su ira se intensifico y llovió sobre mi. Para el día siguiente mi piel estuvo llena de moretones que ni podía explicar.

En el transcurso del año mi gemela solo me hace daño haciendo que cosas caigan sobre mi o se crucen en mi camino haciéndome tropezar, empujándome hacia la piscina que hay en nuestro patio trasero, muchas veces cuando me toca aprieta muy duro mis muñecas, cuando se obstina me da puñetazos haciendo una pataleta, tomando cosas y lanzándomelas cuando menos me lo espero, cerrando la puerta en mi cara justo en mi nariz, cosas como esas... Pero el día de mi cumpleaños, uufff, todo no hace mas que intensificarse. Mayormente solo salgo con algunos cardenales cuando solo se trata de sus ataques diarios pero el día de nuestro cumpleaños salgo hasta con huesos rotos y una salida segura al hospital. Mi madre siempre esta alterada por eso, sabe que algo anda mal y que en cualquier momento deberá llamar al 911 por una ambulancia como pasa cada año.

Me alejo del bullido de la fiesta, agotada física y psicologicamente, y me escapo hacia el jardín trasero donde esta la piscina, no hay nadie aquí por lo que permito que la falsa sonrisa se borre de mi cara. Me siento al borde de la piscina, los ojos de buey situados en el fondo y en el borde iluminan todo el lugar. También hay algunas luces navideñas colgando del borde del tejado, mi madre ya a empezado con la decoración para navidad, pero le dan un bonito toque a todo. El verde brillante de la grama luce resplandeciente, y la luna ahora esta en su punto mas alto del oscuro cielo sin estrellas. No podía ver hacia la calle ya que había una gran pared bloqueando la vista, verán, cuando Sara murió muchos de nuestros vecinos vinieron a dar su sentido de pesamen, eso estaba bien, pero también vinieron otras personas que fueron malas tomando un maniquí de una niña, vistiéndolo con un vestido floreado como el que Sara uso aquella tarde y tirándolo al agua de la piscina. No se por que ni quienes hicieron eso, supongo que solo fueron crueles, pero mama estuvo tan afectada que mi padre había decidido cercar la casa con paredes de cemento en lugar de vallas de jardín.

Toco ligeramente con la punta de mis dedos el agua helada de la piscina, y distraída observo las ondas en el agua. Repito el mismo procedimiento unas pocas veces mas antes de alzar la vista al cielo, siempre he amado la luna, y hoy es dia de luna nueva. Ahora estoy mas tranquila que hace unas horas a atrás, me agrada la idea de estar sola por unos minutos, de esta manera me ayuda a ordenar mis pensamientos y pensar con claridad.

Veo la luna, embobada con su belleza hasta que algo vuela cerca de mi linea de visión, intrigada bajo la mirada hacia el otro lado del borde de la piscina solo para encontrarme a aquella mariposa de intensos tonos azules, es terriblemente hermosa pero ya me esta empezando a inquietar. No es normal que una mariposa vuele cerca de ti tantas veces, he llegado a pensar que viene solo a visitarme. Pero eso no hace que se sienta menos terrorífico.

Sacudo mi cabeza y me pongo de pie, determinada a volver adentro donde la fiesta continua, no quiero pensar en nada ahora. Justo en ese momento algo me empuja desde atrás y caigo al agua. Se nadar por lo que me esfuerzo a llegar a la superficie pero dos manos anormal-mente heladas me retienen bajo el agua. Mis pulmones gritan por aire, mi mente da vueltas en todas direcciones pensando en como salvarme, por el ruido de la música de seguro nadie oyó el sonido que hice al caerme a la piscina,  tampoco hay nadie a mi alrededor por lo que la idea de un posible salvador queda descartada. Mis pulmones arden por el agua helada que ahora esta empezando a inundarlos. Lucho contra las heladas manos, para que me suelten, pero es inútil. Todo empieza a oscurecerse, estoy perdiendo el conocimiento, muriendo. Pero solo puedo pensar en una cosa: Así debió sentirse Sara un momento antes de morir.

Y entonces solo hay oscuridad.

Continuara...

8 comentarios:

  1. Hola! He empezado hoy los capítulos y... En fin... ¿Cómo decirlo para que no suene brusco?

    JOD****MENTE genial.

    Me ha gustado mucho y espero el siguiente impaciente.

    ¡Un besín!

    ResponderEliminar
  2. Hola! He empezado hoy los capítulos y... En fin... ¿Cómo decirlo para que no suene brusco?

    JOD****MENTE genial.

    Me ha gustado mucho y espero el siguiente impaciente.

    ¡Un besín!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sonó para nada brusco *-* me motivo increíblemente tu comentario
      Poco a poco subiere mas, depende del tiempo y de los golpes de inspiración. Recuerda que tiene cierta fantasía por lo que no te sorprenda el detalle surrealista que le he añadido al capitulo siguiente.
      Un beso!

      Eliminar
  3. ¿Continuará?, ¿en serio? O.O Espero que Derek la salve y... no sean solo amigos. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es que no quería que pensaran que la historia acababa aquí así que le añadí "continuara" :3
      Recuerda que la historia tiene cierta fantasía por lo que no te sorprenda mucho el capitulo siguiente
      Un besote!

      Eliminar
  4. ¡Qué emocionante! Esta historia es preciosa. Está muy bien. Sigue publicando porfa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra un monton que te guste :3
      En breve publicare el siguiente capitulo
      Un beso!

      Eliminar
  5. Dios qué angustia.
    La verdad es que lo primero que he pensado es cómo se les ocurre poner una piscina en casa si su gemela se ahogó y no sabía nadar jajaja. Creo que es mi forma de luchar contra la angustia. Espero que todo esté bien.
    ¡Un besín!

    ResponderEliminar

¿Me dejaras un comentario? :O muchas gracias, cada comentario es recibido con los brazos abiertos :D