7/11/14

Sara - Capitulo 4

CAPITULO 4

Lo que ocurre a continuación fue lo mas extraño que me a pasado en la vida, y eso es decir mucho viniendo de mi. Justo un segundo después de que todo se volviera negro apareció una luz frente a mi, por un momento creí que había muerto pero cuando esa luz dio paso a una imagen supe que no era así. Definitivamente estaba  viva, aunque no en mi cuerpo.
Yo estaba corriendo por un enorme prado lleno de flores y no podía detenerme, era yo la que estaba metida en este pequeño cuerpo pero no tenia el control en el, como si fuera una maquina y alguien mas controlara lo que hace y yo solo estuviera atrapada dentro de ella. La sensación de no tener control sobre tu cuerpo debería ser aterrador y mas cuando ni siquiera era tu cuerpo en el que estabas, pero de alguna forma me sentía feliz, como si estuviera esperando algo con muchas ansias y que apenas podía esperar a que sucediera. La imagen de una tela floreada cruzo mi campo de visión, y a juzgar por la briza que sentía helar mis piernas comprendí que llevaba puesto un vestido que me llegaba hasta las rodillas, mis cortos brazos estaban extendidos a ambos lados y no me di cuenta de que me estaba dirigiendo a un lago hasta que estuve frente a el. El agua era turbia por lo que el fondo no se veía nada, estaba segura de que era muyyyy hondo y se suponía que yo sabia nadar, pero en aquel instante era como si se me hubiera olvidado como hacerlo.  No tenia miedo de caerme y ahogarme porque estaba segura agazapada un poco lejos de la orilla, pero lo suficientemente cerca para ver el agua y lo que se reflejaba en ella. Quise soltar un grito de sorpresa pero por mis labios no salio el sonido. En el agua la imagen de Sara me devolvió la mirada, y entonces la certeza de que estaba en su cuerpo me golpeo hasta el punto de casi sacarme el aire, solo que el reflejo de Sara no chorreaba agua por su vestido como siempre ocurría desde que murió, sus mejillas tenían color y sus ojos no lucían apagados ni llenos de ira sino llenos de tanta vida y alegría que su color violeta estaba mas claro. En este sueño Sara estaba viva, y esa idea solo me trajo unas inmensas ganas de llorar, sin saber por que. Mi hermana lucia mas viva que nunca.

Al parecer era Sara la que controlaba que era lo que hacia su cuerpo, así que no pude evitar vagar la mirada por los extremos del agua y fue ahí cuando descubrimos a la misma mariposa que había visto antes, sus intensos tonos azules me llamaban al igual que a mi hermana, ella por primera vez desde que desperté en su cuerpo cumplió mi deseo de lo que yo quería hacer y alargo su mano en dirección a la mariposa, esta se alejo volando hacia el cielo, mientras veía como se iba, mi visión se hizo borrosa, ya ni siquiera podía distinguir la mariposa del cielo ni el verde del musgo de los arboles. Era como si de pronto mi vista se hubiera enfermado con miopía y astigmatismo por lo que no podía distinguir nada,solo los colores. También comencé a sentir una sensación de ligereza y des-conexión del cuerpo de mi gemela. Lo extraño era que estaba segura que Sara podía ver bien, era yo la que se estaba desvaneciendo.

Aun así pude escuchar una ramita romperse detrás de mi y mi hermana curiosa, se voltio a ver de donde provenía el ruido. Una figura alta y delgada estaba ahora situada frente a mi, no podía saber quien era pero la forma de su andar al acercarse a mi me dijo que era un chico. Sentí como las comisuras de la boca de Sara se alzaban en una sonrisa alegre, no sabia si el chico se la devolvió, solo veía los borrosos colores de sus ropas acercarse cada vez mas. Podría jurar que Sara dijo algo, tal vez el nombre del muchacho, pero para ese momento estaba tan desvanecida que ni pude oírla.

Por un par de segundos me fui del todo y cuando regrese al cuerpo de mi hermana la sensación de no poder respirar me golpeo de sorpresa. Estaba ahogándome. Sara se estaba ahogando y yo no podía hacer nada, solo sentir lo que ella estaba sintiendo. Ella solo chapoteaba en el agua con uno de sus brazos para intentar llegar a la superficie mientras luchaba con la otra mano que la sostenía por el hombre derecho y la mantenía bajo el agua. El muy desgraciado la estaba ahogando. Mi pobre hermanita dirigió una mirada hacia arriba, a los ojos del cabrón, una mirada desesperada y pidiendo misericordia, solo pude distinguir en sus ojos dos manchas azules . El solo la hundió mas profundo en el agua, hasta que la lucha de mi gemela cada vez se hizo mas débil. Los ojos de Sara empezaron a cerrarse y en ese momento volví a conectarme del todo con el cuerpo de mi hermana. Su cuello se sentía desnudo, como si ahí antes siempre hubiera estado algo y ya no lo estaba, sus piernas se sentían mas pesadas al igual que el resto de su cuerpo, como si hubieran cambiado la sangre por plomo, su hombre dolía mucho ahí donde el antes había puesto su mano para mantenerla bajo el agua y por absurdo que parezca el pensamiento de preocupación de que en esa área aparecería un cardenal muy feo cruzo la mente de Sara. En algún momento de la lucha sus pulmones habían ardido como el demonio pero ya no podía sentirlos. Mi hermana había dejado de pelear, y entonces comprendí que estaba casi muerta, no del todo.

Sus ojos se cerraron por completo, su boca ligeramente abierta, y solo pude captar un ultimo breve pensamiento que cruzo su mente...y entonces solo murió.


Por un segundo estuve flotando en la negrura de la nada. No sentía nada. No pensaba en nada. Y al segundo siguiente todo comenzó a doler. Mi pecho ardía y mi hombro solo dolía como si me hubieran dado un puñetazo allí.

Abrí mis ojos de golpe y tome una gran bocanada de aire justo después de vomitar agua. El dolor de mi garganta era insoportable, cada respiración que tomaba era una agonía.

Alguien me arrastro a sus brazos y lloraba en mi oído. Se trataba de mi madre. Me encontraba en el suelo frente a la piscina, una multitud de personas yacían a mi alrededor murmurando entre si, Derek estaba arrodillado a mi derecha junto a mi mirándome con tanta preocupación y dolor en sus ojos que quise soltarme de los brazos de mi madre y abrazarlo. Entonces comprendí lo que había sucedido.


Sara casi me había ahogado y Derek me salvo.

Dirigí mi mirada hacia al agua y mi hermanita me devolvió la mirada, ella estaba dentro de la piscina con la mitad del cuerpo para abajo sumergida en el agua. Sus ojos no demostraban malicia  ni rabia, solo dolor y agonía. Un dolor tan crudo y desgarrador que me hizo romper a llorar. Mi pobre hermanita. Su propósito esta vez no había sido matarme sino que yo pudiera presenciar su muerte. El recuerdo de Sara siempre exigiéndome ayuda en mis sueños de pronto tuvo sentido: mi hermana no había muerto en un accidente en el que se resbalo en aquel lago, ella había sido asesinada por alguien. Un muchacho de intensos ojos azules. Necesitaba descubrir quien y por que la habían matado,estaba segura de que Sara sabia pero tenia la certeza de que ella quería que yo lo descubriera por mi sola, no sabia por que. Y lo haría, estaba segura como el infierno de que lo haría, descubriría su puto asesino.

Mire a mi hermana una ultima vez, y antes de que ella desapareciera sus labios se movieron susurrando aquel ultimo pensamiento que había tenia antes de morir:

-.Clara.

Y después solo desapareció.

6 comentarios:

  1. ¡Por fin!

    Me moría de ganas del siguiente y... En fin... :OOOOOOOOOO Así es como me he quedado, literalmente jaja.

    Genial, genial y requetegenial.

    Un besín.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Druky!
      Te ha gustado este capitulo? que te parece la trama?
      Un beso!

      Eliminar
  2. GENIAAAL!! Me encanta la historia. Y me encanta Derek jeje. Sigue pronto porfiiii

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entre el lunes o el marte subire el proximo :3
      Me alegra un monton que te guste la historia
      Un besote!

      Eliminar
  3. Valla o.o.
    Así que solo le hacía eso para que reviviese el sueño y descubriese a su asesino.
    Qué ganas tengo de que sigas escribiendo. Aunque tengo un mal presentimiento (no puedo evitar ponerme en lo peor dentro de las historias).

    ResponderEliminar
  4. De golpe ya me cuadra más todo, la verdad.
    No sé por qué me imaginaba lo de Derek, debo tener un sexto sentido para estas cosas.
    ¡Un besazo enorme!

    ResponderEliminar

¿Me dejaras un comentario? :O muchas gracias, cada comentario es recibido con los brazos abiertos :D